martes, 7 de junio de 2011

¡NO A LA IMPOSICIÓN DE LA CUSTODIA COMPARTIDA!

Cada día surgen más y más casos de niños a los que les DESTROZAN LA VIDA debido a esta medida: su rendimiento escolar baja estrepitosamente; tristes, deprimidos y HARTOS porque no quieren vivir entre dos casas.¿CUÁNDO SE VA A MIRAR POR ELLOS POR ENCIMA DE TODO? En una abrumadora mayoría de casos de custodia compartida impuesta: ¡¡¡LOS NIÑOS ESTÁN MAL!!! ¿HASTA CUÁNDO SE VA A IGNORAR ESO?

4 comentarios:

  1. En la custodia compartida, los niños no van a tener una vida real...prueba de ellos podemos observarlo diariamente en los dias de visita, donde siempre hay un progenitor que proporciona excesivos caprichos al niño y el otro progenitor es el que recta en comportamiento formas etc...con lo que acabo diciendo que:
    con la custodia compartida conseguiremos hacernos todos demasiado materialistas y superficiales...No a la custodia compartida...

    ResponderEliminar
  2. Cada vez que leo comentarios sobre la custodia compartida me da un vuelco el cuerpo. Sospecho
    que esto no augura nada bueno para la formación y educación de los niños. Primero por el sufrimiento que acarrea la separación y los no cuidados maternos en los pequeños y la mala educación que surge del no entendimiento en los mayores que se aprovechan de la educación.

    ResponderEliminar
  3. Estoy en un proceso judicial y mi ex ha pedido la compartida. Mi hijo es menor de dos años. Sencillamente no lo veo. Es muy pequeño todavía para estar un mes en cada casa. La relacion con mi ex es pésima, por decir algo... Qué horror. Y encima la ley del 5 de mayo ahora la quiere imponer a todos por igual. Cada caso es un mundo. La edad del menor también debería influir. El niño ni siquiera habla, cómo voy a saber cómo está cuando esté con él si no puedo hablar con él por teléfono?? Un desastre.

    ResponderEliminar
  4. No a la custodia compartida impuesta24 de junio de 2011, 12:45

    Efectivamente el niño es muy pequeño y sería desastroso para él. Esperemos que el asunto caiga en manos de un juez/a con un mínimo de sentido común.

    ResponderEliminar