jueves, 26 de febrero de 2015

CAMPAÑA ANGELA GONZALEZ CARREÑO

CAMPAÑA ANGELA GONZALEZ CARREÑO DE WOMENS LINK

Han pasado 210 días desde el Dictamen y el Ministerio de Justicia no ha contactado con Ángela o con sus representantes de Womens Link, ni ha informado a la sociedad española de las medidas que va a adoptar para implementar el Dictamen.
Descargando la carta adjunta, imprimiéndola, rellenándola, firmándola y escaneándola para mandárnosla de vuelta a la dirección g.fernandez@womenslinkworldwide.org.

2. Si no dispones de escáner, escribiendo tu nombre, apellidos, número de identificación (DNI o pasaporte) y cargo y mandándola de vuelta a la misma dirección de correo.

CARTA

Madrid, 4 de marzo de 2015

Excmo. Sr. D. Rafael Catalá Polo
Ministro de Justicia
Calle San Bernardo, 45 
28071 Madrid

Excmo. Sr. Catalá:

Me pongo en contacto con usted en relación al Dictamen de la Comunicación núm. 47/2012, González Carreño c. España, del Comité CEDAW. Dicho Comité condenó al estado español por el asesinato de Andrea, hija de Ángela González, a manos de su padre maltratador, durante el régimen de visitas sin supervisión autorizado judicialmente al agresor y padre de la menor.

A pesar de los avances realizados por el gobierno en la lucha contra la violencia de género, es necesario proteger de una manera efectiva a las mujeres y a sus hijos e hijas y para ello el Dictamen del Comité CEDAW, con sus cinco recomendaciones, constituye una hoja de ruta y una garantía para proteger la vida de las mujeres y los niños y las niñas.

Una implementación efectiva de las recomendaciones del Comité CEDAW sería una muestra del compromiso que tiene su ministerio y todo el gobierno en la lucha contra la violencia de género.

Casi a diario seguimos teniendo conocimiento a través de los medios de comunicación de casos muy similares al que tuvieron que vivir Ángela y su hija Andrea y que se podrían evitar con el cumplimiento del Dictamen.

Por todo ello, le pedimos que:

- Se ponga en contacto con Ángela González Carreño y le explique cómo va a implementar las recomendaciones que formuló el Comité CEDAW y de qué manera va el Estado a reparar el daño que sufrió Ángela por el asesinato de su hija.

- Proceda a cumplir de una manera efectiva, eficaz y apropiada con todas las recomendaciones del Dictamen e informen de una manera clara a toda la sociedad de la implementación de estas medidas, porque la lucha contra la violencia de género interesa a toda la sociedad.- Informe de una manera clara a la sociedad civil y a las organizaciones sociales sobre los nuevos proyectos normativos en fase de tramitación y que afectan de una manera específica a los hijos e hijas y a sus madres víctimas de violencia de género.

Atentamente

EL PSOE INSTA AL GOBIERNO A QUE RENUNCIA A LA CUSTODIA COMPARTIDA CUANDO NO EXISTA ACUERDO ENTRE LOS PROGENITORES

miércoles, 25 de febrero de 2015

COMUNICADO DE PRENSA DE DIVERSAS ASOCIACIONES SOBRE LAS RECIENTES DECLARACIONES DEL MINISTRO DE JUSTICIA D. RAFAEL CATALÁ SOBRE LA CUSTODIA COMPARTIDA

COMUNICADO DE PRENSA DE DIVERSAS ASOCIACIONES SOBRE LAS RECIENTES DECLARACIONES DEL MINISTRO DE JUSTICIA D. RAFAEL CATALÁ SOBRE LA CUSTODIA COMPARTIDA 

 

Asociaciones firmantes:

  •  Asociación Custodia en Positivo

  •  Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas

  •  Asociación de Mujeres Valdés Siglo XXI

  •  Plataforma Violencia Cero

  •  Plataforma SIMI

  •  Asociación Mariam García Pro Justicia infancia y Menores

  •   Asociación Madre Rea Justicia Infancia y Menores

     

    El ministro de Justicia , Rafael Catalá nos toma el pelo de nuevo. Y nos dejamos.

    Ha afirmado este miércoles en el Senado que la custodia compartida "no tiene por qué ser la regla general, pero tampoco una excepción", como ocurre en la actualidad, ya que a su juicio, es el modelo "que garantiza el equilibrio en la formación de los hijos menores". No obstante, ha reiterado que "en ningún caso" se permitirá para los condenados por violencia de género.

    Debe ser que el señor ministro vive en otro país. Tendría que infórmanos en cuál.

    Vamos a analizar los casos en que se ha impuesto la custodia compartida a golpe de mazazo judicial y sin que haya acuerdo entre progenitores:

    - En varios de los casos hay sentencias por violencia machista (es decir, se ha concedido a maltratadores). Esto ya está ocurriendo y está en vías de legalizarse. ¿Que no se va a conceder a maltratadores? Primera MENTIRA.

    - En la mayor parte de casos hay impagos de pensiones de alimentos. Reiteramos: alimentos. Clarificamos: estamos hablando de que no han asumido la responsabilidad económica que les toca en cuento a la cobertura de las necesidades básicas de los hijos.

    - También hay casos en que se ha concedido tras estar el padre desaparecido durante años y se impone por la mera manifestación de un supuesto deseo repentino de ejercer de padre, que se queda en "intencional" y que rara vez se materializa. En estos casos es la nueva pareja del padre o los abuelos los que asumen el rol de la crianza.

    - Tenemos un caso en que el menor asiste a dos colegios distintos. No sólo por la falta de acuerdo entre progenitores sino también por la distancia.

    - Hay otro caso en que se ha concedido teniendo el padre acreditada una Gran Invalidez que le imposibilita totalmente para atender al menor.

    - Tenemos otro caso en que la menor afectada ha intentado suicidarse. Dijo hasta la saciedad que quería vivir con su madre pero no la escucharon. Se ha puesto en conocimiento del juzgado y se han vuelto a ignorar los deseos de la menor que, por otro lado, como el padre no da el consentimiento no está pudiendo recibir ayuda psicológica.

    - Y en otro caso son los padres los obligados a compartir vivienda. Como el padre se dedicaba a destrozar los objetos personales de la madre (hasta llegó a hacer sus necesidades encima), cada vez que la pobre mujer tiene que entrar o salir de la vivienda, tiene que hacer una mudanza total de todas sus cosas. Mejor no os contamos cómo están las hijas que están viviendo eso. O mejor sí. Se lo contaremos al Sr. Ministro de Justicia si tiene a bien recibirnos.

    - Hay tres casos en Madrid de menores, con 7,8 y 9 meses respectivamente, en que se ha impuesto la compartida por semanas y con pernocta. Las madres o bien son obligadas a dejar de darles el pecho...o mejor ni os contamos.

    - Hay más de 20 madres que han tenido que denunciar la actuación de los gabinetes psicosociales de los juzgados por falta de imparcialidad, información falsa, informes inventados, incompletos, manipulados...

     

    Sin ir a casos extremos, situaciones muy habituales en custodias compartidas no consensuadas son:

  • Padres que no asumen su parte de los gastos (ropa, material escolar, medicinas.....). Gastos tan sumamente básicos ¡De repente los hijos no necesitan nada! Y las madres tratando de dar a los hijos lo necesario como pueden. Pluriempleadas, con ayuda de sus familiares...desesperadas.

  • Niños y niñas al cuidado permanente de terceras personas en lugar de estar con el padre

  • Niños y niñas que no son llevados por el padre al Pediatra  o al médico cuando les toca revisión o cuando están enfermos.

  • Padres que no van a las reuniones escolares.

  • Niños que van al colegio con los deberes sin hacer porque el padre no se ocupa. Luego toca maratón de deberes y estudio cuando vuelven con la madre.

    Esto trae como consecuencia que en muchos casos se convierte en una custodia materna encubierta en que la madre tiene que asumir todas las obligaciones pero en que el padre no asume responsabilidad económica alguna.

    Podríamos seguir. Y seguir. Y seguir. ¿Eso es compartir? ¿De dónde sale tanto caso si el Sr. Ministro sostiene que hoy en día es una excepción? De nuevo MIENTE.

    Y ahora vamos a hablar de los niños y niñas.

    Escribir esto duele; pero se tiene que saber.  Estos son síntomas frecuentes y predominan más unos u otros en función de la edad: vuelven a hacerse pis en la cama cada noche, se golpean a sí mismos por problemas de autoestima, se despiertan por la noche con pesadillas y no saben dónde están, su rendimiento escolar cae en picado, tienen problemas de concentración, comportamientos agresivos con las madres, sensación de abandono, síntomas depresivos.....

    Cada vez que nos llega un caso y tenemos que leer todo esto, se nos cae el alma. Tener que escuchar que "garantiza el equilibrio en la formación de los hijos menores" es, no sólo otra MENTIRA, sino también una humillación, especialmente para los niñas y niñas que están sufriendo todas las consecuencias negativas día tras día y que van a tener secuelas de por vida por ver impedido su correcto desarrollo psicoafectivo.

    Lamentablemente escuchar al Ministro es como escuchar el discurso de la asociación de neomachistas de turno. Unas manifestaciones sesgadas, manipuladas y parciales que sólo buscan contentar los intereses de unos pocos. Y lo más grave, que dejan completamente desprotegido el bienestar de los hijos, que son los que más sufren en estas situaciones. Pero claro, los hijos no votan; sólo sufren las consecuencias de las barbaridades que se dictaminan en los juzgados.

    La custodia compartida impuesta abre las puertas de par en par a la utilización de los menores como herramienta de castigo en casos de separaciones contenciosas con violencia implícita no denunciada; así como en casos que sólo se busca evadir responsabilidades económicas. Sí sería una buena medida en aquellos casos en que sea acordada por los progenitores como lo mejor para sus hijos, con acuerdos que no perjudiquen al bienestar de los menores.

    Sacar una ley sin haber contrastado fehacientemente sus consecuencias sobre los niños y niñas y sin un seguimiento por parte de todas las instituciones, es una atrocidad. Una atrocidad que ya se está produciendo hoy en día (tristemente) y que se pretende legalizar.

    Si el Señor Ministro quiere escuchar la realidad se la contaremos. Con casos y con datos.  Si el Señor Ministro quiere hacer una legislación que proteja el interés superior del menor, estaremos encantados de transmitirle la realidad.

    Pero por favor, mientras tanto, que no nos mienta más.

LOS HOMBRES MALTRATADORES Y SU ROL DE PADRE


 TEMAS

Los hombres maltratadores y su rol de padres: riesgos y desafíos

Autoría: Raúl Lizana Zamudio.

Raúl Lizana Zamudio, psicólogo, Máster en Psicopatología y psicoterapeuta especializado en Violencia de Género en la pareja, forma y supervisa —desde hace 18 años— a profesionales y equipos en este ámbito.

Actualmente es profesor del Máster en Psicopatología infantojuvenil de la Universidad Autónoma de Barcelona e investigador en relación con las niñas y niños víctimas de la violencia de género en la pareja, tema en el que lleva trabajando terapéuticamente más de 10 años.

Imagen de Temas

En los últimos años hemos asistido a la toma de conciencia de la existencia de otras víctimas de la violencia de género en la pareja: los hijos e hijas que sufren esta situación.

En este contexto, el rol de padre que ejercen los hombres que maltratan a sus parejas ha sido poco mirado y analizado. Lo cierto es que hoy en día sabemos que cuando un hombre maltrata a una mujer (madre), el hijo o hija se aterroriza y padece un terrible dolor y daño (un trauma) que se traduce en múltiples consecuencias. Es así que nos encontramos con frecuencia a pequeños y pequeñas con problemas en el ámbito afectivo (ansiedad, síntomas depresivos, estrés postraumático, etc.) y en el ámbito social (aislamiento, rechazo social, dificultad para mantener vínculos, etc.). En el área cognitiva y de aprendizaje vemos con frecuencia dificultades en el desarrollo de habilidades cognitivas o problemas de atención, concentración y aprendizaje. De igual forma en el ámbito de las creencias y valores, surgirán ideas sexistas y abusivas, que se darán como válidas a la hora de mirar el mundo, acompañadas por una terrible sensación de inseguridad. La salud física se implicará con una desregulación del sistema nervioso (estado de alerta permanente) y síntomas psicosomáticos (dolores varios).

Este panorama alarmante nos hace tomar conciencia de la peligrosidadde la figura de este padre maltratador. Sin embargo, si miramos en profundidad nos encontraremos con aún más elementos de riesgo para estos pequeños y pequeñas que son mucho más directos que una simple exposición a la violencia. Los hombres que maltratan con frecuencia intentan ponerles en contra de la madre, creándoles gran confusión, les manipulan para que se alíen con ellos y que se sumen al maltrato hacia ella (incluso vigilándola). Pueden intentar exponerles conscientemente a un episodio de violencia o castigarles (psicológica o físicamente) como represalia hacia la mujer y para mantener el control sobre toda la familia. El 50% de estos padres maltratará físicamente a los hijos e hijas, y entre un 4 y un 10% serán víctimas de abuso sexual por parte de aquéllos.

En ocasiones las madres, gracias a su valentía y la ayuda que reciben, logran establecer una separación con el maltratador (temporal o definitiva), como manera de proteger a los hijos e hijas de su influencia. No obstante, el acoso de los hombres que maltratan no termina. Pese a no estar capacitados para ejercitar una parentalidad sana, se les concedenvisitas. En ellas los niños y niñas viven variadas situaciones de riesgo que agravan los síntomas ya existentes y profundizan el trauma. Entre otras situaciones suelen tener que escuchar críticas, insultos, acusaciones y amenazas referidas a la madre. En este espacio estos padres suelen ejercer una crianza irresponsable, negligente, carente de cuidados, autoritaria y más bien rígida que sigue llenando de miedo a los hijos e hijas. Aparece con más facilidad el maltrato psicológico, físico y/o sexual, a lo que se suma que con frecuencia los niños y niñas tengan que presenciar nuevos episodios de violencia con una nueva pareja del padre lo que reactiva el trauma infantil. Con todo este maltrato y sin elementos de protección (madre) es fácil que podamos ser testigos de cómo los niños van repitiendo y aprendiendo un rol violento que lamentablemente puede ser llevado luego a la adultez y las propias relaciones de pareja. El panorama es desesperanzador y nos lleva a una conclusión lógica. Un maltratador no puede ser un buen padre.

Lamentablemente, pese a esta realidad, a las madres les resulta imposible restringir las visitas con los padres y se encuentran con que éstos cuentan con un gran apoyo a la hora de preservar sus "derechos paternos". Si las madres insisten en la protección, los maltratadores alegan que los niños y niñas están bajo la influencia del supuesto y falso "Síndrome de Alienación Parental" —SAP1— (o lo nombran como una situación parecida). Con frecuencia este argumento es dado para considerar a las madres como "poco colaboradoras" y así dar la razón al padre maltratador. Lo más grave es que argumentaciones parecidas, basadas en el desconocimiento de los daños que producen los hombres que maltratan, son usadas incluso para considerar la posibilidad de darles la custodia compartida, lo cual es cada vez más frecuente dadas las recientes legislaciones en varios territorios del estado español.

Teniendo claridad de la gran cantidad de daños y peligros que involucra el contacto infantil con los hombres maltratadotes, urge pensar en la protección. Sabemos que un acercamiento seguro paterno-filial pasa por la posibilidad de que estos padres realicen un proceso terapéutico serio de cuestionamiento personal. Gracias a esto podrían renunciar a utilizar el maltrato y el abuso en sus relaciones afectivas y a la vez podrían reparar los daños ocasionados. Como sociedad es nuestro deber exigir a estos padres dicho proceso para garantizar la protección de la infancia. En caso contrario también será nuestro deber preservar a estos hijos e hijas de estos contactos dañinos. Para esto, nuestra sociedad e instituciones también necesitan un proceso de reflexión que pasa por tener conciencia de los perjuicios que provocan estos hombres en la infancia, de manera que no se dé facilidades (visitas, custodias, etc.) para que sus abusos continúen.

Ojalá algunas de las ideas de este texto sirvan para este fin.

http://web.bizkaia.net/Gizartekintza/Genero_Indarkeria/blt31/temas.html


lunes, 23 de febrero de 2015

Asociaciones de mujeres piden al gobierno que guarde en “un cajón” el anteproyecto de custodia compartida


La presidenta de la Federación Española de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo, pidió este lunes al Gobierno, con motivo del Debate sobre el estado de la Nación que se celebra esta semana, que guarde en "un cajón y no lo saque" el anteproyecto de ley de custodia compartida.
En declaraciones a Servimedia, Pérez del Campo solicitó al Ejecutivo que suspenda la elaboración de este anteproyecto y destacó que la custodia compartida es "negativa para los hijos y para los adultos si se impone". 
Además, exigió la retirada de la reforma del aborto, que el PP presentó el pasado miércoles en el Congreso de los Diputados y que impedirá que las menores puedan abortar sin el consentimiento de los padres. Pérez del Campo también reclamó al Gobierno que reponga "los recursos necesarios para luchar contra la violencia de género" y solicitó "la recuperación de los derechos perdidos en materia de igualdad". 
Por último, señaló que las asociaciones de mujeres no tienen "muchas esperanzas" en el Gobierno, "porque no cumple su programa electoral". "La perdida de la credibilidad por parte de las mujeres no puede ser más absoluta", concluyó.

CUSTODIA COMPARTIDA UNA VEZ MAS por Lidia Falcón

Hace algunos años, en este mismo periódico, publiqué un artículo: Malos Tiempos para las Mujerestítulo tomado de una espléndida película de medio siglo atrás. En él describía, entre otros muchos de toda índole, los problemas y sufrimientos que están viviendo hoy muchas madres y niños y niñas, con la implantación de este supuesto nuevo avance llamado custodia compartida. Tuve una respuesta inmediata y airada del escritor Isaac Rosa en otro artículo, para mi indescifrable, en el que me acusaba de calumniarle. Supongo que respondía a algún problema personal. Pero no sólo Rosa se sintió íntimamente ofendido porque criticara tal innovación legal, muchos otros señores saltan a la palestra cuando se plantea el tema a defender arriscadamente la medida que se considera hoy  más avanzada, más moderna, más equitativa para la crianza y educación de los hijos e hijas de progenitores separados.
Tan continuada y eficaz ha sido la campaña orquestada por esos padres que esta nueva manera de organizar la vida de los y las menores no solo se ha convertido en norma legal,  Cataluña ha sido la primera Comunidad en imponerla en su Derecho civil, sino que ha convencido a buena parte de la ciudadanía. Sobre todo a aquellas personas que no tienen que aplicarla en su vida cotidiana. Al fin y al cabo, se dice, ¿qué mejor para los niños y las niñas que se críen el mismo tiempo con el padre y la madre, aunque estén separados?
Esta argumentación parece simplemente de sentido común, ese que ahora se arguye tan a menudo. Lo que nunca se  analizan son las causas que han llevado a que los progenitores vivan separados y en consecuencia los hijos y las hijas deban quedar bajo la custodia de uno u otra o alternativamente. Se da por supuesto de forma absolutamente irresponsable –si no machista- que no es necesario tener en cuenta lo sucedido en el seno de la pareja antes de la separación. Nadie atiende las estadísticas que nos cuentan los altísimos porcentajes de violencia y de abusos sexuales contra la mujer y las hijas y los hijos que existen en los procesos de divorcio. Se está repitiendo últimamente en las decisiones judiciales, que la violencia contra la madre no afecta a las y los menores. Al parecer debe de ser indiferente contemplar a los 5 o 7 o 10 años como tu padre está apaleando a tu madre. Pero en todo caso, no debería de ser aceptable que el progenitor que te maltrata o te viola sea quien ejerza la custodia ni aún en la mitad del tiempo.
Sin embargo, el nuevo ministro de Justicia quiere implantarla obligatoriamente en el Código Civil.  Haciendo gala de un espíritu comprensivo y preocupado por la educación de las nuevas generaciones, este pasado miércoles afirmó en el Senado que la custodia compartida "no tiene por qué ser la regla general, pero tampoco una excepción", como, según él, ocurre en la actualidad, ya que a su juicio, es el modelo "que garantiza el equilibrio en la formación de los hijos menores". Cierto que hizo la excepción de que "en ningún caso" se permitirá para los condenados por violencia de género. Pero ese verbo "condenados" condena a los niños y a las niñas a la convivencia con el maltratador mientras no se alcance una sentencia firme en el proceso judicial. Teniendo en cuenta que el 55% de las denuncias se archivan sin más trámite y que del 45% restante los sumarios pueden tardar en instruirse dos años y otros más en la apelación, muchos menores pasarán su infancia en el infierno de ser apaleados, abusados y violados por el padre.
Situaciones que ya se están viviendo, porque no es cierto que según afirma el ministro la custodia compartida solo se admita en casos excepcionales. Dejando aparte aquellos en que existe acuerdo entre progenitores –suponiendo que éstos son inteligentes, bien educados y preocupados por el bienestar de sus hijos y de sus hijas- tanto padres maltratadores como jueces machistas la están imponiendo.
La Asociación Custodia en Positivo me ofrece un muestrario de casos en que se ha impuesto la custodia compartida a golpe de mazazo judicial y sin que haya acuerdo entre progenitores, cuyos horrores no tienen límite:
Se ha dictado mediando sentencias por violencia machista, es decir, se ha concedido a maltratadores. En la mayor parte de casos hay impagos de pensiones de alimentos por parte del padre. Es decir  que los padres no han asumido la responsabilidad económica de cubrir las necesidades básicas de los hijos.
En otros se ha concedido tras estar el padre desaparecido durante años y se impone por la mera manifestación de un supuesto deseo repentino de ejercer de padre, que se queda en "intencional" y que rara vez se materializa. En estos casos es la nueva pareja del padre o los abuelos los que asumen el rol de la crianza.
En una familia el menor asiste a dos colegios distintos y no sólo por la falta de acuerdo entre los progenitores sino también por la distancia que separa a los dos domicilios, donde el niño tiene que ubicarse una semana sí y otra no.
En otro caso se ha concedido teniendo el padre acreditada una Gran Invalidez que le imposibilita totalmente para atender al menor.
En otro proceso una de las menores afectadas ha intentado suicidarse a pesar de que declaró repetidas veces, hasta la saciedad, que quería vivir con su madre, pero ninguno de los obligados a protegerla la escucharon. El juzgado ignora los deseos de la niña, que, además, como el padre no da su consentimiento no puede recibir ayuda psicológica.
Una originalidad más que se está implantando es la de que los padres estén obligados a compartir la vivienda. De tal modo una semana o un mes la habita la madre y otro el padre. Situación espléndida para que el maltratador se dedicara a destrozar los objetos personales de la madre (hasta llegó a hacer sus necesidades encima),  en el tiempo en que disfrutaba del piso. De tal modo cada vez que la mujer  tiene que entrar o salir de la vivienda, se ve obligada a hacer una mudanza total de  sus enseres. Las comunicantes se han limitado a añadir: "Mejor no os contamos cómo están las hijas que están viviendo eso. O mejor sí. Se lo contaremos al Sr. Ministro de Justicia si tiene a bien recibirnos".
Añaden que hay tres casos en Madrid, en que a niños con 7,8 y 9 meses respectivamente el juzgado ha impuesto la custodia
compartida por semanas y con pernocta. Las madres han sido obligadas a dejar de lactarles. Más de 20 madres  han tenido que denunciar la actuación de los gabinetes psicosociales de los juzgados por falta de imparcialidad, informes inventados, incompletos o manipulados.
Los niños y las niñas sometidos a tales tratamientos padecen toda clase de perturbaciones psicológicas. Los síntomas más frecuentes, y que predominan en función de la edad, son orinarse  en la cama cada noche,  golpearse a sí mismos  castigándose por sentirse culpables de la situación, se despiertan por la noche con pesadillas y no saben dónde están, su rendimiento escolar cae en picado, tienen problemas de concentración, comportamientos agresivos con las madres, sensación de abandono, síntomas depresivos…
Por ello, la Asociación escribe que "cada vez que nos llega un caso y tenemos que leer todo esto, se nos cae el alma. Tener que escuchar del señor ministro que la custodia compartida "garantiza el equilibrio en la formación de los hijos menores" es,  "una humillación, especialmente para los niñas y las niñas que están sufriendo todas las consecuencias negativas día tras día y que van a tener secuelas de por vida por ver impedido su correcto desarrollo psicoafectivo. Lamentablemente escuchar al Ministro es como escuchar el discurso de la asociación de neomachistas de turno. Unas manifestaciones sesgadas, manipuladas y parciales que sólo buscan contentar los intereses de unos pocos. Y lo más grave, que dejan completamente desprotegido el bienestar de los hijos, que son los que más sufren en estas situaciones. Pero claro, los hijos no votan; sólo sufren las consecuencias de las barbaridades que se dictaminan en los juzgados. Para concluir no tengo más que transcribir sus palabras y poner la fecha.

domingo, 22 de febrero de 2015

QUEJA AL CONSEJO SUPERIOR DE DEPORTES

DESDE LA ASOCIACION CUSTODIA EN POSITIVO HEMOS HECHO LLEGAR ESTA QUEJA. POR FAVOR OS PEDIMOS QUE OS METAIS EN EL ENLACE Y LA COPIES VOSOTROS CON VUESTRO NOMBRE
GRACIAS. 


Como Presidente de la Asociación Custodia en Positivo, les hago llegar mi repulsa y denuncia por las expresiones vertidas en el partido del Real Betis del dia 8 de Febrero en el Benito Villamarín, y se han vuelto a reproducir éste fin de semana en el partido contra el Girona con los cánticos de apoyo a Rubén Castro: ale Ruben, ale Rubén era una puta, lo hiciste bien, con lo que demuestra el ataque más abominable a la dignidad de la mujer. Ruego actuen urgentemente ante éste tipo de expresiones abyectas