domingo, 1 de enero de 2012

CADA VEZ ES MAS FRECUENTE VER A MADRES SEPARADAS CON UN HIJO A SU CARGO ( RECORDEMOS LO IMPORTANTE SON LOS NIÑOS )

Unas 3.000 familias recurren al programa de alimentos de Cruz Roja en Benidorm

El pasado año el número de españoles que necesitó ayuda de esta organización fue el doble que en 2010

 
VOTE ESTA NOTICIA 
Los más necesitados buscan en contenedores algo que llevarse a la boca.
Los más necesitados buscan en contenedores algo que llevarse a la boca.  lars ter meulen
RAQUEL LÓPEZ
2.925 "usuarios". Es la cifra exacta del número de unidades familiares a las que ha tenido que atender Cruz Roja Benidorm a través de su programa de alimentos hasta el día 30 de diciembre. La cifra, hoy, habrá sobrepasado los 3.000, superando en 600 la cantidad de familias que tuvo que recurrir a esta ayuda durante 2010. Mensualmente, Cruz Roja atiende a más de 350 familias. A ellas, se suman las que acuden a las parroquias del municipio para ser atendidos por Cáritas Benidorm.
En cuanto a quién forma parte de esos "2.925 usuarios", según informaron desde la ONG, 390 eran de familias compuestas por inmigrantes. Frente a ellas, 650 familias eran españolas, también el doble que en 2010. Mil fueron menores de edad.
El perfil de los españoles que demandan cada vez más esta atención social en la ciudad, por no poder llegar a final de mes sin algo más que aire en la nevera, es preocupante. Siguen estando en la cola miembros de alguna familia numerosa, pero lo que cada vez es más habitual es ver madres solteras o mujeres separadas con algún hijo a su cargo que no les llega para hacer la compra. Junto a ellas, hombres solos, de edades entre los 40 y los 60 años, "que se han pasado la vida trabajando en el mismo sitio, o en el mismo sector, y cuando se han quedado en paro ya no encuentran nada, que han pasado una pensión a sus exparejas, hasta que han ido quedándose sin recursos", explica Yolanda Navarro, trabajadora social de Cruz Roja Benidorm.
Navarro señala a la reinserción laboral como el objetivo a conseguir. "Desde Cruz Roja no queremos tener las mismas familias todo el año... damos alimentos y ropa en situaciones urgentes, pero lo que queremos es que vuelvan a tener trabajo, que no nos necesiten".
Para ello, Cruz Roja Benidorm ofrece gratuitamente un servicio de asesoría laboral. "Para enseñar a la gente a usar el ordenador, algo que hoy es casi tan importante como leer, pues quien no tiene acceso a Internet se pierde el 70% de las ofertas de empleo, y el que no sabe hacer su currículum, no puede hacerlo llegar a la empresa. La gente joven se maneja bien, pero hay muchos que después de 20 años, te dicen que no han hecho un currículum en su vida", añade la trabajadora social. Apunta además que hay mucha desinformación sobre cómo elaborar hoy día un currículum. "Las empresas piden una página, no más, porque tienen tantos CV que si ven uno con más páginas simplemente no lo leen, no tienen tiempo". Por eso, mientras a jóvenes con una larga lista de estudios les dicen que los borren, dejando sólo lo que se ajuste exactamente al trabajo que solicitan, a albañiles que han pasado por 50 constructoras les resumen la experiencia en un "20 años como....".
Quienes están peor preparados para buscar empleo son precisamente hombres de mediana edad que han trabajado toda su vida en hostelería o en la obra. Un perfil que coincide con el que ha doblado el número de personas que vive en la calle en Benidorm.
El número no es elevado: quince, pero cerca de la mitad tenía un techo bajo el que vivir hace un año, y hace algo más, también tenía un trabajo. Los demás de este grupo, según informaron desde Cruz Roja, "son de origen extranjero, sobre todo británico, que sufren un problema de alcoholismo".
Cruz Roja Benidorm trabaja gracias al Banco de Alimentos del Fondo Europeo, que realiza tres repartos puntuales, dando unos 8.000 kilos en cada uno; con una partida que destina el Ayuntamiento de Benidorm, que ha derivado en la ONG la atención a estas personas, y donaciones particulares.
Según explicó responsable de Intervención social, Mara Martínez, quienes quieran colaborar pueden pasar por la sede, en la glorieta Carrascos, para dar donativos, o artículos. En el caso de ropa, solo se necesita, aunque de forma urgente, para bebés y niños pequeños. En el caso de alimentos, leche, aceite, cacao y galletas, aparte de productos básicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario